La mentira de la gestión de residuos en España

gestion-de-residuos

Desde que estuve haciendo el Erasmus en Alemania hace ya 6 años, me ha interesado mucho el sistema de gestión de residuos llamado SDDR (Sistema de Depósito, Devolución y Retorno) que ya realizan más de 40 regiones en el mundo.

¿Por qué el sistema de gestión de residuos actual en España no funciona?

Cuando regresé a España me puse a investigar el motivo de por qué en España no se aplica este sistema de gestión ya que es un sistema muy efectivo dónde por ejemplo en Alemania se ha alcanzado un 98,5% de éxito. Ahí fue cuándo descubrí a retorna que es una  iniciativa sin ánimo de lucro que agrupa asociaciones ecologistas, consumidores, sindicatos y otras entidades que luchan para implantar el sistema de gestión de residuos SDDR en España.

Ahora que tengo un blog y que parece ser que la concienciación ciudadana contra la generación abusiva de basura y concretamente de plásticos va en aumento, me apetece hablar sobre el tema.

En realidad, el sistema de retorno de envases no es una novedad, es una práctica que se realizaba hasta hace unos 20 años bajo el nombre de “retorna el casco”.

¿Por qué se abandonó esta práctica de retorno de envases?

Esta práctica de “retorna el casco” se abandonó porque las empresas envasadoras decidieron sustituirlos por envases de un sólo uso ya que les interesaba más debido a razones logísticas y económicas.

Unos años después surgió Ecoembes y Ecovidrio (mismo sistema que Ecoembes pero para envases de vidrio).

Ecoembes y Ecovidrio, el sistema actual de reciclaje de residuos en nuestro país.

Estas “empresas” de gestión de residuos surgen debido a  la Ley 11/1997, de 24 de abril, de Envases y Residuos de Envases que incentiva a las empresas envasadoras a reducir la generación de envases y al reciclaje de los mismos. Para conseguir su fin, en su artículo 10 “Financiación” insta a las envasadoras a pagar por cada producto envasado que se expone para su venta, no por el de su reciclaje.

Ecoembes fue creado por las empresas envasadoras a raíz de una obligación y por tanto son propietarios de la misma.

Si todos los envases se reciclaran todo marcharía bien, pero a día de hoy, todos sabemos que no se recicla todo lo que se produce aunque Ecoembes arroje cifras de reciclaje satisfactorias. Sólo tenemos que mirar nuestros mares y nuestras calles.

La empresas envasadoras pagan por cada envase que se genera, no por el reciclado de ese envase

Contra más envases se ponen en el mercado, más gana Ecoembes y según el informe anual de  facturación de 2017, Ecoembes  ha facturado 529 millones.

Si las empresas envasadoras deben de pagar por cada envase que generan….¿No les interesaría generar menos envases para tener que aportar menos dinero? ¿Y por qué cada vez hay más envases? ¿Por qué en sus famosas campañas publicitarias en las que se dejan burradas de dinero te animan a reciclar y no a reducir? o lo que es mejor… ¿Por qué están en contra del sistema SDDR de retorno de envases?.

Los países escandinavos que tienen implantado este sistema de gestión de residuos tienen unas cifras de recuperación de residuos entre el 80-95 %. Cifras claramente muy por encima del porcentaje actual de nuestro sistema actual de reciclaje de residuos (SIG).

Además, la Ley 11/1997, de 24 de abril, de envases y residuos de envases incentiva al sistema (SDDR) en su exposición de motivos  “que los distintos agentes que participen en la cadena de comercialización de un producto envasado (envasadores, importadores, mayoristas y minoristas) deben cobrar a sus clientes, hasta el consumidor final, una cantidad por cada producto objeto de transacción y devolver idéntica suma de dinero por la devolución del envase vacío”.

¿Por qué Ecoembes está en contra del sistema SDDR si los datos reflejan éxito en los países dónde está implantado? ¿Su principal objetivo no es el reciclado del máximo número de envases?

Ecoembes  rechaza la introducción del sistema de gestión SDDR alegando varios motivos pero todos ellos quedan desmantelados. Podemos ver el artículo elaborado por la web productor de sostenibilidad en su artículo “10 mentiras sobre sistemas de depósito, devolución y retorno”.

Sin embargo y gracias a la nueva normativa comunitaria de la Unión Europea en la que se marcan unos objetivos de reciclaje, el gobierno promovido por la Unión Europea, ha anunciado que va a realizar un estudio para evaluar la viabilidad de la puesta en marcha del Sistema de Depósito, Devolución y Retorno (SDDR) de envases.

España tiene mucho que mejorar en el reciclaje de residuos

España queda muy lejos de los objetivos que marca la Unión Europea en cuanto a reciclaje de envases ya que para el 2020 se debe de conseguir un 65% de reciclado de envases y para envases plásticos un mínimo del 50%.

Por el momento y hasta que podamos contar con el sistema SDDR, contamos con ganamos reciclando que es una empresa que incorpora máquinas de reciclaje con incentivos para las personas que reciclan. El incentivo es muy pequeño, hablamos de 1 ct. por lata pero es mucho mejor que nada. Este proyecto sustituye el “Quien contamina paga” por “Premiamos a quien recicla”.

Emprendedores que luchan por el medio ambiente

Cuando preguntamos a una franquicia da de Ganamos reciclando sobre la instalación y funcionamiento de la máquina de reciclaje en su localidad nos cuenta que ella realiza convenios con  establecimientos de la localidad y aunque la máquina la tiene instalada en un supermercado, esos vales descuento los puede emplear en todos los comercios asociados.

Nos cuenta que primeramente, fue el Ayuntamiento de su localidad para pedir colaboración y le negaron la ayuda.  Además, le pusieron trabas a la hora de instalarlo porque el Ayuntamiento ya tenía un convenio con Ecoembes, el Monopolio de reciclaje en España.

Nosotros cómo ciudadanos, debemos de aplicar las 3R en este orden 1º Reducir, 2º Reutilizar, 3º Reciclar  y contribuir con empresas que tienen un compromiso real con el medio ambiente.
Eatkit pone su granito de arena con su compromiso social y medioambiental. Dentro de sus valores se encuentran la reducción de envases, el empleo de productos de cercanía y la concienciación contra el desperdicio de comida y la generación abusiva de residuos.

¿Quieres poner un comentario?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close menu