Dejar de cocinar en casa es un peligro para la salud

cocinando-en-casa

Dejar de cocinar en casa es perjudicial para la salud

En la actualidad, el tiempo es un valor muy apreciado para todos nosotros. Nuestro ritmo de vida actual hace que vayamos muy ajetreados y prescindamos de muchas cosas. Una de ellas, dejar de cocinar en casa. Hay una clara tendencia hacia el consumo de comida preparada porque nos permite ganar tiempo. Sin embargo, no nos damos cuenta que por esa comodidad, pagamos un precio alto en relación a nuestra salud.

La comodidad nos hace pagar un precio alto en relación a nuestra salud.

Una alimentación saludable es sinónimo de salud ya que cómo dice el dicho Ayúrveda “Nuestra primera farmacia se encuentra en nuestra cocina”.
Nuestros valores están alterados ya que preferimos gastar el tiempo en actividades secundarias y dejamos de lado la más importante “Nuestra salud”.

Dejar de cocinar no es la solución

Muchos de vosotros estaréis pensando “yo no tengo tiempo” o “no se cocinar”, o “como fuera de casa” pero realmente todo son excusas que al repetirlas, nuestro subconsciente las interioriza y nos bloquea para intentar hacerlo.

“Si quieres, puedes y si puedes, debes”

Si mucha gente puede, nosotros podemos, si no sabemos cocinar, aprendemos a cocinar.  Además, hay recetas saludables que son muy sencillas y cuestan 10 minutos de hacer, ¿De verdad no dispones de 10 minutos para invertirlos en tú salud?. Si comes fuera de casa, ¿Cuánta gente se lleva el tupper de casa y se lo come en el trabajo?. Puedes ver aquí recetas fáciles y rápidas para los  que somos “no cocinillas.

Con este post, no quiero decir que nunca haya que salir a comer fuera de casa porque los extremos tampoco son buenos. Salir a comer fuera,  además de incentivar el desarrollo local, es un acto social que te hace disfrutar en compañía de amigos y familiares. Pero personalmente, creo que comer fuera o comprar comida preparada debe ser ocasional y no un hecho diario.

¿Qué beneficios tiene cocinar en casa?

  • 1. Alimentos de mayor calidad

Cocinar en casa te permite conocer la calidad de los productos porque puedes ver de primera mano las materias primas que van a ser cocinadas. Puedes comprobar la frescura de las verduras y las frutas, el etiquetado de las carnes o la calidad y procedencia del pescado.
Se hace raro ver que una comida preparada que lleve cómo ingrediente principal un producto relativamente caro, por ejemplo “bacalao fresco” o “merluza fresca” te cueste 3.95 €  porque aunque los establecimientos al comprar por cantidad, vean reducidos los precios de coste, hay que incrementar los gastos de la elaboración de  la receta cómo es el de la persona que lo realiza y los gastos del establecimiento en sí.

  • 2.Platos más sanos

Cuando comes fuera de casa, no sabes cómo han sido cocinadas las recetas. Qué calidad tiene el aceite  o que cantidad de sal o de azúcares se adicionan a la comida. En muchas ocasiones, se les echa más sal para potenciar el sabor. Uno de los beneficios de cocinar en casa es que puedes jugar con los ingredientes y con los potenciadores de sabor según tu dieta semanal. Así por ejemplo puedes reducir el consumo de sal, elegir una aceite de oliva de calidad o sustituir el azúcar por alguna especia cómo puede ser la canela.

“Cocinando en casa, tú tienes el control de tus comidas”

  • 3.Reducción de plástico

En este punto, hablo de comidas preparadas listas para el consumo. Estos establecimientos deben de usar envases plásticos por seguridad alimentaria.

Estos envases los acumulamos en nuestras casas y aunque haya alguno que se puedan reutilizar, ¡Qué hacemos con tanto envase!. Las personas que comen todos los días comidas preparadas listas para consumir, utilizan 7 envases semanales (teniendo en cuenta que sólo compran una comida al día) más el plástico que por sí generamos de forma diaria cómo envases de detergentes, envoltorios, embalajes etc.

Tenemos que tener en cuenta las 3R que indican claramente: 1º Reducir, 2º Reutilizar y en el último de los casos Reciclar.

“Cocinando en casa ayudas al medio ambiente”

  • 4.Aumento de creatividad y fortalecer lazos familiares

Estamos perdiendo los valores de la tradición. Muchos pisos ya los diseñan sin cocinas y no nos damos cuenta que “La cocina es el alma de la casa”. 

Todos recordamos con ilusión una comida casera típica en nuestra familia. Una receta tradicional que paso de nuestros bisabuelos a nuestros abuelos y de ahí a nuestros padres. ¿De verdad queremos perder esa tradición que recordamos de forma tan especial?
Además, cocinar favorece tu creatividad ya que te hace experimentar con recetas y sabores y aprender sobre nutrición. Aprender a saber los aportes nutricionales de cada producto o conocer la temporada de cada alimento.

  • 5.Ahorro económico

Siempre será más económico preparar la comida en casa que comer fuera de casa si lo que quieres es comer calidad. Hoy en día, existen platos preparados económicos pero siempre es bueno parar a pensar en los ingredientes y en su preparación para que no te den “gato por liebre”.

Personalmente, prefiero salir a comer de forma ocasional y elegir restaurantes que me ofrecen calidad y comida saludable aunque me cueste más caro.

  • 6.Colaboras a reducir el desperdicio alimentario

Cuando cocinas en casa, puedes aprovechar las sobras para elaborar otra receta o para comer al día siguiente.
Por contra, cuando comes fuera o compras comida preparada lista para su consumo, no se calculan las porciones ya que cada persona tiene unas necesidades alimenticias y te puede sobrar comida. Si, puedes decir que te guarden las sobras para llevártelas a casa, pero seamos realistas ¿Cuántas veces lo hacemos?

  • 7.Control de limpieza y seguridad alimentaria

Todos los establecimientos de comida deben de pasar unos controles sanitarios. Todos ellos deben de tener unos Planes generales de Higiene y un APPCC (Análisis de peligros y puntos de control crítico) en los que se controla la limpieza y desinfección de las cocinas, control de la cadena del frío, temperaturas, trazabilidad, control de plagas, gestión de residuos etc. pero cómo todo en esta vida, hay quienes se lo toman muy en serio y a otros, les cuesta un poco más.
En tú cocina mandas tú. Cocinando en casa, tienes la certeza de cómo de limpia está tú cocina, dónde has almacenado los productos y por dónde ha pasado los alimentos.

 

Dejar de cocinar en casa no es la solución. Cocina y disfruta. Que no te venza la pereza.

¿Quieres poner un comentario?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close menu